CVY 2016 junio 2016

Facundo Manes "Estamos tan frustrados como país que depositamos todo en el fútbol"

facundomanesEl neurólogo y neurocientífico argentino Facundo Manes, dialogó en exclusiva con Sudamericana al respecto de cómo los argentinos pensamos el fútbol y a nuestras figuras, sobre todo después de la renuncia de Lionel Messi a la Selección. Expresó que “no podemos depositar todo en una persona porque las conquistas que logramos siempre fueron colectivas”. “Ojala pongamos las mismas energías que ponemos en el fútbol, en la lucha contra la corrupción, desnutrición cero, mejores universidades y otros temas”, dijo.
El científico Facundo Manes, comentó que se puso “triste como argentino que ama el fútbol” y al ver a su hijo llorando tras la derrota de Argentina ante Chile en la final de la Copa América Centenario, como lo describe en la publicación que realizó hoy en el Diario La Nación. En charla con Sudamericana manifestó que “como tenemos muchas frustraciones ponemos demasiadas expectativas en un partido de fútbol, pero tenemos que poner energías en otros temas”.
Manes afirmó que “los verdaderos campeonatos son otros”, aludiendo a cuestiones como la lucha contra la corrupción, pobreza cero, mejor educación”. Dijo que “hay esquemas mentales en los cuales funcionamos mucho de forma automática y pese a que biológicamente nuestro cerebro es parecido al de un ruso u otro, la cultura, la sociedad, las historias que vivimos lo moldean y existe uno que compartimos”.
Reclamó “empezar a confiar en los que ganaron las cosas con esfuerzo y sacrificio” y llamó a “admirar y respetar la decisión de Messi de jugar para la Selección Argentina y no tanto criticarlo porque es un talentoso”. Sobre la percepción en el exterior, Manes dijo que “Argentina es Messi y el Papa porque son personas que expresan que tenemos un gran talento individual, tenemos premios nobeles en ciencia, exportamos satélites, pero nos cuesta trabajar en equipo y este es nuestro desafío más grande”.
“Tenemos que entender que Messi no puede hacer todo”, relató y “exigirle a un dirigente que cambie porque las cosas no cambian si la sociedad no reclama”. La democracia, por ejemplo, la conseguimos colectivamente y debemos festejar un rato si ganamos y después ponernos a trabajar, cada uno a sus cosas, mirando a largo plazo, trabajando en equipo y cuidando a los más vulnerables”.

Top