CVY 2016 junio 2016

La Corte Suprema abre al público las causas por corrupción, trata de personas y narcotráfico

justEl proyecto lo anunció hoy el presidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti. Buscan darle transparencia y el control social de los procesos judiciales. La Corte Suprema de Justicia de la Nación presentó hoy un proyecto que tiene como fin hacer públicas las causas por corrupción, trata de personas y narcotráfico. La iniciativa fue elaborada en conjunto con el fuero Nacional en lo Criminal y Correccional Federal, y forma parte del programa gobierno abierto que la Corte Suprema lleva adelante a través de la Secretaría de Comunicación y Gobierno Abierto.

"La iniciativa es muy importante para lo que denominamos como Gobierno Abierto, que es la posibilidad de que los ciudadanos tengan acceso pleno a la información, y que nosotros como jueces estemos sometidos a un control al trabajo que hacemos", sostuvo el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, en un acto que se realizó en el Palacio de Tribunales y al que asistieron jueces federales de todo el país.

El máximo tribunal presentó tres iniciativas –que estarán vigentes en marzo– que son bases de datos con información sobre causas de corrupción, narcotráfico y trata de personas que serán de acceso público.

"La corrupción es un tema que corroe las instituciones y afecta su credibilidad. Los jueces que tenemos que trabajar", dijo Lorenzetti a un auditorio de magistrados sobre el primero de los temas.

Para los casos de corrupción, el máximo tribunal indicó que el objetivo es "mejorar la transparencia informativa" y la base de datos tendrá información sobre "el tipo de causas, temas y funcionarios involucrados, dentro de los límites legales del respeto del debido proceso". "Todos los ciudadanos tienen derecho a conocer las causas pero también está el respeto al principio de inocencia y del debido proceso", sostuvo Lorenzetti que estuvo acompañado por los jueces de la Corte Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda.

Lorenzetti señaló que el proyecto "se irá construyendo a medida que las demandas" de la sociedad civil "vayan creciendo" y la destacó como una manera de que los procesos judiciales "estén más cerca de la gente y de sus necesidades".

Al titular de la Corte lo escuchaban los jueces que llevan esas esas: Claudio Bonadio, Ariel Lijo, Sebastián Casanello, Sebastián Ramos, Luis Rodríguez, Eduardo Farah, Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Martín Irurzun. También los jueces de los Tribunales Orales Federales que deben juzgar esas causas, Jorge Gorini, Jorge Tassara, Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi, José Martínez Sobrino y Néstor Costabel.

También estaban todos los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal, magistrados del fuero Penal Económico, de distintas jurisdicciones federales –como Sandra Arroyo Salgado de San Isidro– y funcionarios del Gobierno Nacional como el viceministro de Justicia, Santiago Otamendi, el subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial, Juan Mahiques, y la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso.

La secretaria de la Cámara Federal, Susana Echevarria, informó que en ese fuero de la Capital Federal se iniciaron desde 2013 hasta fin del año pasado 373 causas por enriquecimiento ilícito, cohecho y malversación de caudales públicos. La funcionaria aclaró que las causas de corrupción pueden ser más dependiendo de cómo sean caratuladas. En tanto, las causas por narcotráfico iniciadas desde 2013 fueron 23.422 y por trata de personas 992.

Por otro lado, la Corte amplió la convocatoria para el cuerpo de peritos especializados en las causas que afectan a los funcionarios cuestionados, creado a través de la acordada 34/2014. Además, Lorenzetti anunció que se desarrollará un observatorio para mejorar la eficacia del Poder Judicial en el juzgamiento de las causas por narcotráfico. Al respecto, el magistrado destacó que el combate contra el tráfico de estupefacientes "es una política de Estado" y subrayó el "respaldo extraordinario" recibido de parte del mundo judicial. "La comisión de narcotráfico mostró el enorme interés de los de jueces de todo el país, lo que es un reflejo de la trascendencia de este tema. Es importante que entendamos la gravedad de esto", añadió.

El ministro de la Corte también se mostró disconforme con el hecho de que "la mayoría de las causas que llegan a los tribunales sean de consumo" de estupefacientes, y no de persecución contra las organizaciones criminales que venden drogas. "Esta es una tendencia que hay que cambiar. La idea es que haya políticas de estado de combate de la narcocriminalidad", indicó. Y destacó que en la lucha contra el narcotráfico los poderes deben trabajar en conjunto: "Los poderes tienen que cooperar y dejar de echarse las culpas".

Por último, la jueza Elena Highton de Nolasco presentó la ampliación de la base de datos para los procesos judiciales por trata de personas. La medida se realiza en conjunto con la Oficina de la Mujer del máximo tribunal, con el objetivo de "mejorar la información y el control social". Según la ministra de la Corte, la recolección de datos sobre la problemática comenzó en 2007 con la el registro de femicidios de la Capital Federal, y ahora se prolongará a la sistematización de las causas sobre delitos delitos de explotación sexual.

Por la sensibilidad del tema, que también incluye a menores de edad, Highton de Nolasco advirtió que no se publicarán datos personales sino de naturaleza estadística, los cuales serán compartidos con los otros poderes del Estado.

Top