CVY 2016 junio 2016

Vaz Torres, Acordamos salir del déficit fiscal con gradualismo y responsabilidad social

vaz torresEl jefe de la cartera económica correntina, Enrique Vaz Torres, consideró que el ganador de este entendimiento histórico entre las jurisdicciones Nacional y provinciales, es el ciudadano. “Con estas herramientas, vamos a avanzar firmes a resolver los problemas del país y especialmente las discusiones que se vienen de la Coparticipación Federal. Como paso previo, era necesario la reforma tributaria y la ley de responsabilidad fiscal, más el problema de las cuestiones previsionales de las cajas no transferidas que se va zanjando con este acuerdo”, manifestó el Ministro correntino.
El ministro de Hacienda y Finanzas, Enrique Vaz Torres, destacó hoy que el ganador con el acuerdo fiscal entre Nación y Provincias, es el ciudadano; a partir de un esquema que permitirá salir del déficit fiscal (a nivel país) con gradualismo y responsabilidad respecto del costo social. El jefe de la cartera económica afirmó que este proceso revierte una situación de inequidad y que se trata de un entendimiento en beneficio de todos, donde las partes cedieron para ir resolviendo los distintos problemas estructurales que impiden el crecimiento.
“Entre los principales puntos del acuerdo, se elimina el riesgo de que -ante un fallo de la Corte Suprema a favor de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano- Corrientes pierda 4.500 millones de pesos por año, de acá en adelante”, señaló Vaz Torres.
“Se avanza en la aprobación de la ley de responsabilidad fiscal, haciendo extensivo a Nación, Provincia, y Municipios. Se coparticipa la ley de revalúo impositivo (a determinar el monto). Se elimina la conflictividad por la armonización de las cajas provinciales no transferidas y se automatiza las transferencias de los desequilibrios”, continuó describiendo el titular de Hacienda y Finanzas de Corrientes.
“Otro punto es que se recibe un bono nacional que a Corrientes le permitirá, entre otras cosas, la cancelación de deudas con Nación. Se eliminan los subsidios diferenciales para el área metropolitana de Buenos Aires en energía y transporte y se eliminan las jubilaciones de privilegio, terminando con el tema de la armonización y avanzando con un esquema de automaticidad en el envío de los fondos previsionales a las cajas no transferidas como Corrientes”, afirmó Vaz Torres.
“Se compensa además a las provincias la pérdida de recursos por el ex Fondo del Conurbano y por el impuesto al cheque; y se abre una instancia de negociación para acuerdos bilaterales”, detalló el jefe de la cartera económica.
“Fueron quince días de intenso trabajo por parte del equipo económico del Ministerio de Hacienda y Finanzas; el gobernador electo Gustavo Valdés, y el gobernador actual, Ricardo Colombi. Todos trabajamos para lograr el mejor acuerdo. Es un acuerdo histórico”, definió Vaz Torres.
“Si bien el proceso para alcanzarlo tuvo la característica de ser intenso, muy debatido, se hizo en un contexto absolutamente distinto como fue la situación del 2001”, recordó el funcionario provincial. “El ámbito fue el Consejo Federal de Inversiones, un organismo muy federal, donde participan adecuadamente todas las jurisdicciones”, sostuvo.
“El kirchnerismo supo sepultar por mucho tiempo este ámbito federal. Por suerte, en este mismo espacio pudimos resolver varias cuestiones de trabajo y acercar las posiciones para lograr, quizás no el acuerdo que convenía a cada uno, sino e acuerdo posible para resolver esta tremenda problemática que nunca se quiso discutir, siempre se postergó. Ahora estamos ante un principio de solución que tiene que ser sometido a la consideración del Congreso Nacional”, dijo Vaz Torres.
“Esto va a poder ser juzgado en el tiempo. No nos queda mucho margen. La salida es el gradualismo con responsabilidad; ir midiendo el impacto que en la economía tiene la reducción gradual de la presión tributaria, la mejora gradual, revertir el efecto nocivo que la inflación tiene sobre el déficit fiscal nacional y neutralizar de alguna manera la presión fiscal de los poderes locales que acrecentaron desmedidamente su alícuota, no el caso de Corrientes, merced a la pérdida de recursos concentrados en la Nación. Esto comienza a revertirse”, aseguró Vaz Torres.
BENEFICIO PARA EL CIUDADANO
“El ciudadano del país es el ganador de este acuerdo. Hay que destacar que en este entendimiento el mérito lo tiene la gestión del ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, así como también todo el equipo de trabajo de la administración central”, destacó Vaz Torres.
“Ante este acuerdo, no se debe hacer comparaciones de quién gana y quién pierde. Acá hay un traslado de recursos; esto tiene que juzgarse en el tiempo, hacia futuro, a ver si esta decisión tan importante da los resultados tan esperados de lograr el equilibrio y la equidad, para resolver el tremendo problema que es la pobreza, las inequidades entre el país central y las provincias. Este es el gran desafío que tiene el país”, afirmó.
“Me parece que con estas herramientas vamos a avanzar firmes a resolver los problemas del país y especialmente las discusiones que se vienen de la coparticipación Federal. Como paso previo, era necesario la reforma tributaria y la ley de responsabilidad fiscal, más el problema de las cuestiones previsionales de las cajas no transferidas que se va zanjando con este acuerdo, con este consenso”, manifestó el ministro correntino.
IMPACTO
En materia impositiva, el Ministro destacó que Corrientes es una de las jurisdicciones que menor cantidad de modificaciones debe efectuar considerando que tiene una de las presiones fiscales más bajas del país. “Nos queda esta tarea ahora para tratar de acomodar todo, de modo que el efecto fiscal tienda hacia lo que es el compromiso de cualquier esquema tributario: resolver el problema de la equidad, reducir la evasión, ser más eficiente en la recaudación”, manifestó Vaz Torres.
“Lógicamente, lograr equidad solamente desde la jurisdicción provincial es muy difícil. Lo bueno de este acuerdo es que se hace en conjunto con la Nación. La Nación también delega algunas responsabilidades como los impuestos patrimoniales. Es una cuestión largamente debatida, nunca abordada, siempre remendada”, consideró.
“Ahora nos pusimos todos al frente de la responsabilidad para tratar de resolver esta vieja problemática que tenía el país”, afirmó el ministro Vaz Torres.
GRADUALISMO
El Ministro destacó que “los esfuerzos fiscales que deberán encararse son graduales y en eso Corrientes ha hecho uno de los aportes más importantes”. “Lo decíamos al principio de las negociaciones, cómo no adherir a las propuestas que hacía el presidente Mauricio Macri, si es lo que hizo Ricardo Colombi a través de su gestión: perseguir el equilibrio fiscal, lograr tener previsibilidad, paz social, acuerdo con los sectores y todas las demás características de su Gobierno”, señaló.
“En este contexto, es difícil no apoyar esa intención en la Nación. Lo que decimos es que la Nación tiene que reducir el déficit, cuidando el costo social que esto tiene; corregir las cuentas, terminar con los subsidios, terminar con las cuestiones que nos entorpecen el camino del crecimiento”, afirmó.
“Nosotros decimos que en Corrientes se pudo hacer, entonces, porqué no apoyar para que se pueda hacer en la Nación”, señaló.
INVITACIÓN E INCENTIVO
“Un punto trascendente en el acuerdo es la ley de responsabilidad fiscal, que se aborda con seriedad tanto para Nación, Provincias y Municipios. En el proceso de consenso, nosotros fuimos muy firmes en este aspecto, por la vocación que siempre tuvo el Gobierno de Corrientes de respetar la voluntad y autonomía municipal, e impusimos usar el término de invitar a la adhesión de las comunas” dijo.
“Toda invitación conlleva un grado de responsabilidad para hacer las cosas bien, pero también tiene que tener fuertes incentivos para que eso que uno propone sea llevado adelante. Se recuerda, en el caso de Corrientes, que los cuatro puntos de coparticipación que se dieron a los municipios tenía este principio, tenía esa vocación de resolver los problemas. Un municipio , teniendo 30% más de recursos, en cuatro años, no puede argumentar después que todavía no pudo resolver los temas”, sostuvo.
“Justamente, la discusión en su momento era que esos puntos adicionales eran para resolver los problemas locales y para resolver los problemas fiscales. Ahora, esta cuestión tiene que ser establecida en un régimen, donde -respetando las autonomías municipales- nos podamos poner de acuerdo todos en cuál es el destino que los fondos públicos tienen, y cuál es el límite que tienen los intendentes que respetar para poder consolidar un esquema equilibrado”, explicó el Ministro correntino.

Top